VUELVE EL HORROR DE LA NAVIDAD, VUELVE EL CIRCO CON ANIMALES

Vuelve el horror de la Navidad, el circo con animales regresa una temporada más a Madrid.

Desde el pasado 16 de noviembre, el circo Quirós ha desplegado su carpa y sus jaulas frente al centro comercial de Isla Azul, en la Vía Lusitana de Carabanchel. Se quedará, en principio hasta el próximo 13 de enero con un espectáculo basado en la explotación animal, donde caballos, leones o dromedarios entre muchos otros, actuarán bajo el látigo del domador.

Sus carteles ya invaden las paredes del barrio de Carabanchel y alrededores, como Vallecas o Usera, y entre payasos y trapecistas vemos la mirada de estos animales que trabajan contra su voluntad para el beneficio de este circo.

Han pasado casi dos años desde que el Ayuntamiento de Madrid anunciaba que esta ciudad sería libre de circos con animales, pero la realidad es otra. Atascados en la redacción de una ordenanza municipal que nunca llega, se le suma un plazo de adaptación poco concreto en el que la alcaldesa, Manuela Carmena, argumentaba que “hay familias que viven de ello”.

Mientras, los animales siguen su trágico destino, realizando estúpidos trucos, obedeciendo para no ser castigados y de un lado a otro, recorriendo largas distancias, de ciudad en ciudad sufriendo incluso accidentes de tráfico, como el que sucedió el pasado mes de abril, en la autovía A-30 en Albacete, cuando un camión que transportaba elefantes volcaba y varios fueron heridos e incluso uno murió.

En estos meses que el circo ha estado fuera de Madrid, han llegado noticias de estos animales que de una manera u otra nos dicen que quieren ser libres, que su sitio no es el circo, como el caso  del hipopótamo que se escapó en La Garrovilla, un pequeño pueblo de Badajoz, el pasado mes de marzo.

Ante esta situación no podemos quedarnos de brazos cruzados y al igual que estos circos han vuelto una temporada más, nosotras volvemos a reclamar una ciudad libre de circos con animales. Saldremos a la calle, contaremos a la gente lo que pasa cuando acaba la función, y lucharemos por el respeto y la libertad que merecen. No nos valen sus promesas, que además se nos quedan cortas, ya que en principio sólo van dirigidas para disuadir a los circos con animales salvajes, pero ¿qué pasará con caballos, ocas o perros? Lucharemos por todas, por el fin del circo con animales y por el fin de sus jaulas que quieren esconder tras la magia y la ilusión.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: