CRÓNICA DE LA CONCENTRACIÓN FRENTE AL CIRCO GOTTANI EL 4 DE MARZO

Hace varias semanas el circo Gottani anunció que el domingo 5 de marzo sería su último día en la capital (aunque ahora hemos visto que prorroga hasta el 19 de marzo). Por eso no quisimos faltar para recordarle que mientras siga explotando animales tendrá activistas en su puerta protestando.

El sábado 4 de marzo a las 18:30h fuimos a despedirle con la última concentración de la temporada en Madrid por el fin del circo con animales.

_MG_8706

Alrededor de 80 personas acudieron a la cita, prácticamente las mismas que durante este periodo de protestas contra los circos con animales han estado acudiendo a todas las convocatorias. Aunque no hemos sido tantas, como en otras ocasiones valoramos muy positivamente la protesta. Esta vez, estuvimos frente a la gente que esperaba en la cola. Nuestras pancartas y gritos no fueron indiferentes para las niñas y los niños que allí estaban, aunque los adultos querían hacer oídos sordos y esperar su turno como si no pasara nada, las más pequeñas se quedaban asombrados mirando, leyendo y escuchando los cánticos. Vimos como incluso a algunos se les quitaron las ganas de entrar.

Los comunicados no eran específicos para la gente de la cola, pero las personas que esperaban para comprar su entrada pudieron oír claramente lo que leímos: “Los circos con animales suponen encierro, explotación y esclavitud para los demás animales. Los animales viven encerrados toda su vida viajando de un sitio a otro, son chantajeados con comida y obligados a hacer ejercicios que no desean y en muchos de los casos peligrosos para su salud… Para los espectadores y espectadoras que están en la cola también van nuestros gritos y consignas para que se cuestionen lo que están haciendo hoy y no vuelvan otro día. Hacia ellos queremos que nuestros lemas sean para la reflexión y no para el enfrentamiento. …”

_MG_8692

Durante la hora que estuvimos ahí concentrados no hubo ni un minuto de silencio, tan solo unos pocos segundos nos hacían falta para respirar y gritar con toda nuestra fuerza y rabia que “el circo es una cárcel para los animales” y que “no vamos a parar hasta que llegue el día en que toda jaula quede vacía”.

Por supuesto, Victoria estuvo muy presente en nuestras consignas, al igual que en nuestra mente y nuestros corazones.

_MG_8724

La concentración terminó puntual a las 19:30h, cuando empezó la función y no quedaba nadie fuera. En realidad, fueron pocas personas las que entraron a ver la sesión ese día, quizá bastantes menos que en otras ocasiones. Antes de irnos, recordamos en el último comunicado que, aunque nos vayamos por hoy, los animales siguen encerrados en esa prisión ambulante que es el circo. Por eso aunque nos vamos no se termina nada, porque mientras ellos estén dentro y nosotras fuera, vamos a hacer todo lo posible para sacarlos de ahí, porque no les queremos ni en Madrid ni en ningún lugar. También insistimos en que este no es ni el principio ni el final de nuestra lucha, mientras quede un animal enjaulado seguiremos dando la cara por ellos. También por los animales a los que les roban la vida en zoos, acuarios, granjas o laboratorios. Hemos llegado para quedarnos, que se vayan acostumbrando: si explotas a los animales, antes o después tendrás que vértelas con las activistas.

Por eso es muy importante que sigamos saliendo a la calle y que acudamos a las convocatorias. Esta temporada ha habido muchas más que otros años y eso ha hecho más fuerte nuestra lucha visibilizándola más ante todo el mundo. En esta concentración fuimos 80, en otras hemos llegado casi hasta 250. No podemos bajar la guardia mientras los animales sigan explotados y asesinados, por mucho que nos intenten vender la noticia de que el circo con animales se ha prohibido, ley que todavía no existe como tal y que además solo cuenta para animales salvajes, olvidando al resto de animales que son explotados en estos circos. Esto no nos vale, porque esas leyes no les valen a los demás animales mientras a través de ellas se sigan perpetuando su esclavitud, aunque sea de manera más amable.

Puede que la temporada de los circos acabe en Madrid, pero sigue la explotación animal, así que nosotras no vamos a parar.

_MG_8722

Anuncios