CRUELDAD ES QUITAR LA LIBERTAD

Frente a la creciente oposición al uso de animales no humanos en los circos, las personas responsables de estos espectáculos se defienden intentando demostrar que no pegan ni “maltratan” a los animales. Es decir, que no utilizan la violencia física en su manejo. Esto es cuestionable en la mayoría de los casos. Pero, además, nosotras consideramos que el maltrato y la crueldad van mucho más allá de los golpes y los látigos, y que ni la más “dulce” de las domas deja de ser una forma de esclavitud.

Los demás animales no existen para que les tratemos de una u otra manera, ni para que seamos las humanas quienes decidamos unilateralmente cuál es su lugar en el mundo que compartimos. Son individuos cuyas experiencias, intereses y acciones tienen significado y moldean el mundo por sí mismas. Negarles esto, ignorarlo, convertirnos en sus dueñas y supeditar su existencia al beneficio que podemos obtener de ella, es la manifestación más básica de la crueldad. A partir de ella, a partir de esta privación de libertad y de esta negación de la importancia de la libertad en sí, toman forma los diferentes tipos de maltrato físico y psicológico al que los circos y otras explotaciones someten a los animales.

Por eso, no salimos a la calle a pedir que los circos esclavicen a los animales de otra manera. No queremos simplemente que dejen de golpearles, clavarles ganchos, electrocutarles, privarles de comida si no hacen los trucos… No queremos sólo que les den mejor cuidado, más espacio, más cariño… Queremos que termine todo esto, por supuesto; pero, por encima de todo, queremos que reconozcan, que todas reconozcamos, que los demás animales no son objetos a nuestra disposición, que tienen sus propios intereses y necesidades y que éstos deben ser respetados independientemente de la especie.

Si acudís con nosotras a la concentración del próximo 30 de enero nos gustaría que tuviérais esto en mente: que no vamos a luchar solo contra una determinada forma de maltrato físico, sino contra la injusticia y el maltrato que de por sí suponen el especismo, el cautiverio y la dominación.

No importa la forma que tome la esclavitud, nuestra respuesta siempre será la lucha por la libertad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s