NO VAMOS A PARAR HASTA HACER DEL CIRCO CON ANIMALES ALGO DEL PASADO

A principios del S.XX, las ideas de Jack London (autor, entre otros, de La llamada de lo salvaje o Colmillo Blanco) inspiraron la creación en Masachussets del Jack London Club. Era el primer grupo de protesta por los derechos animales libre de jerarquía y de obligaciones financieras. Para ser miembro (y llegaron a tener casi un millón a nivel internacional), sólo se requería estar en contra de las actuaciones con animales. Exigían el cierre inmediato de zoos, circos y rodeos, y que los individuos encerrados fueran liberados. Repartían información a la entrada de los espectáculos, escribían cartas a los medios, y saboteaban las funciones silbando o abandonando la sala. Su presión fue tal que obligó a Ringling Brothers, Barnun y al Circo Bailey a dejar de utilizar animales desde 1925 hasta 1929. Los empresarios de circo tuvieron que organizarse y crear un grupo de “relaciones públicas” para limpiar su imagen, conseguir protección legal y relanzar su negocio.

Hoy, casi 90 años después, la lucha contra la explotación de lo demás animales en los circos continúa viva en numerosos lugares del planeta. Hay avances legales que nos hacen sentir que su fin está muy cerca, que pronto dejará de estar permitido y ser rentable exhibir y explotar individuos de otras especies. Nos alegran estos avances porque pueden ser importantes en el futuro para la vida de numerosos animales, y porque no son sino el reflejo de la lucha diaria y constante de mucha gente que antepone la importancia de lo que es justo a lo que es legal o ilegal.

Pero creemos que para que ese fin sea verdadero y definitivo necesitamos seguir trabajando en un cambio profundo a nivel ético y social, en nuestras relaciones con los demás independientemente de su especie, en nuestro cuestionamiento de las ideas autoritoritarias y las prácticas explotadoras…

Por eso, no vamos a parar hasta que la utilización de los animales en los circos quede relegada al pasado, no solo aquí sino en todas partes, no solo en las leyes y en los bolsillos de las empresarias, sino también en las conciencias. No solo ahora sino para siempre.

Únete a esta lucha compartiendo la información, o acudiendo con nosotras a la próxima protesta frente al Circo Gottani. Hay un gran camino andado, pero aún queda mucho por andar. Cuantas más seamos, mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s