TEXTO MANIFESTACIÓN 2014: Hay mil cosas que te quiero decir…

(Texto leído durante la manifestación del 20/12/2014)

Las personas que estamos aquí, sabemos que al otro lado de la puerta del circo se terminan la felicidad y la magia, que los animales encerrados ahí dentro no han elegido vivir en una jaula, no han elegido ser capturados o nacer esclavos, ni han elegido aprender los trucos ni realizarlos ante el público.

A las personas que trabajan detrás de esa puerta, nos gustaría decirles que la verdadera magia sería que terminaran con esta injusticia, que hicieran un circo digno sólo con humanos y basado en el respeto, que buscaran a esos animales un lugar decente en el que terminar sus días, siendo tratados como lo que son: individuos que sienten y sufren, y no objetos de exhibición.

A las personas que van a cruzar esa puerta para ver el espectáculo, nos gustaría pedirles que miren a los animales a los ojos y se pongan en su lugar. Que miren a la elefanta Dumba, que piensen en Susi, Jenny, Kato y Bully, las cuatro elefantas del Circo Mundial que  no están hoy aquí, y se imaginen lo que sintieron cuando eran bebés y las separaron de sus familias, las metieron en un camión y las condenaron a pasar su vida entera haciendo trucos, lejos de la naturaleza que las vio nacer; que imaginen lo que sienten sus madres cuando las recuerdan.

Les pedimos que imaginen la frustración de esas tigresas, cuando todas sus necesidades son gestionadas por otras personas, y ni un sólo segundo de su existencia les pertenece, cuando les obligan a reproducirse con leones, jugándose la vida para traer al mundo enormes híbridos que no existirían en la naturaleza y que están condenados al dolor. Que imaginen a esos caballos y yeguas si pudieran trotar libres y sin ataduras. A las personas que van a cruzar esa puerta nos gustaría decirles que, si dejaran de pagar su entrada, todo este sufrimiento dejaría de ser rentable y desaparecería.

A Dumba, Susi, Jenny, Kato y Bully, a los tigres, los perros, las leonas y los ligres, a los caballos, y a todos los animales encerrados en otros circos, a los que se han rebelado, a los que han intentado huir, a los que han muerto en el intento… A todos ellos, si pudieran escucharnos, nos gustaría decirles que lo sentimos, que los sentimos de verdad. Nos gustaría decirles que no están solas, que aquí fuera hay gente que piensa en ellas, gente que no quiere verlas hacer trucos porque las respeta y las quiere libres, gente que nunca las olvidará, y que va a seguir luchando sin descanso hasta el fin y por el fin del circo con animales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s