TEXTO CONCENTRACIÓN 2013: Por quién estamos aquí

(Texto leído durante la concentración del 29/12/2013)

A los responsables de los circos que utilizan animales y a las personas que los defienden, les gusta decir que los animales que trabajan para ellos son parte de su familia, que los quieren, los respetan y les tratan bien. Para nosotras, robarle a alguien su libertad no es signo de amor y respeto. Tampoco pensamos que tratar bien a alguien consista en encerrarle, transportarle de un lado a otro y obligarle a trabajar a tus órdenes. Y desde luego, un miembro de tu familia no debería ser tu esclavo ni una máquina registradora que hace dinero para ti.

Si de verdad los queréis, demostradlo: cambiad vuestros espectáculos, buscadles un lugar digno en el que pasar sus días, dejad de criarlos para ser vuestros esclavos, miradles a los ojos y escuchad lo que realmente quieren y necesitan. Porque aunque no hablen nuestro idioma, día a día, los animales que sufren la explotación por parte del circo, nos demuestran lo injusto que es vuestro concepto del respeto y la familia. Por eso estamos hoy aquí.

Hemos venido por Deli, Indra y Raya, las tres elefantas que actúan ahí dentro, y que el Circo Americano asegura que han nacido en cautividad. Según una base de datos que informa sobre la procedencia de elefantes cautivos, estas elefantas fueron arrebatadas a sus verdaderas familias en su medio natural cuando eran bebés, y llevan unos 40 años secuestradas, pasando de circo en circo. Al igual que Susi, Jenny, Kato y Bulli, las elefantas que explota el Circo Mundial instalado ahora en Peñagrande.

También estamos aquí por Goliath, el rinoceronte blanco que en la sabana africana compartiría su vida libre con una gran manada, y aquí se pasa el día dando vueltas en círculo para el Circo Americano. Lo mismo podríamos decir de las dos cebras con las que Goliath convive en un camión de 14 metros.

Estamos aquí por Pipo, el hipopótamo que varias veces ha intentado fugarse de su sucia jaula en el Circo Roma Dola, y por todos los animales que constantemente intentan escapar de su esclavitud en circos de todo el mundo.

Estamos aquí por Victoria, la tigresa que se rebeló contra su situación y atacó a su domador el pasado 7 de diciembre en el Circo Gottani, y por todas las que, a lo largo de la historia del circo con animales, se han hartado y rebelado. Queremos recordar a Tyke, la elefanta que en 1994 murió acribillada a balazos por responder de forma violenta a sus explotadores; o a Mary, la elefanta ahorcada en 1916 por la misma razón.

Estamos aquí para recordar a todas las que han muerto en el circo sin haber conocido la dignidad ni la libertad, pero también por aquellos que acaban de nacer y que se enfrentan a una vida entera de privaciones: por Zamora, la leona blanca nacida este año en el Circo Kaos, por Lorenzo y los otros tres cachorros de león nacidos en el Circo Holiday, por los dos camellos blancos criados en las instalaciones del Gran Circo Mundial…

Y estamos aquí por todos aquellos cuyos nombres e historias nunca conoceremos, por los miles de millones de animales en todo el mundo que sufren las consecuencias del especismo, por la vida que les ha sido robada y por la libertad que ellos nunca conocerán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s